Una de las preguntas más habituales que nos llega está relacionada con cuántas cámaras hay que llevar para una salida en bicicleta.

Se trata de un pequeño dilema cuando vamos a comprar y cuando vamos a organizar la salida (si, es una buena práctica organizarse un poco antes de salir a pedalear). Todos estaremos de acuerdo, en que al menos una es necesaria para poder salir. Nosotros, desde Rock Bicicletas y Accesorios, te recomendamos que lleves 3 cámaras. Tantas?

Te damos 5 razones para ver si somos capaces de convencerte y que lleves 3 cámaras:

1 – Las cámaras son ligeras y no ocupan mucho, por lo que llevar 3 no es un gran problema.
2 – Lo más habitual es pinchar la rueda trasera, pero a veces también pasa con la delantera, así que 2 es una salvaguarda interesante.
3 – Si has pinchado una vez en la salida, como hayas puesto mal la cámara y la cubierta en el cambio, es muy probable que te vuelva a pasar
4 – A veces acertar con la presión de la cámara es importante dependiendo del recorrido que vayamos a realizar y la consecuencia obvia, es que pinchemos.
5 – En Rockbicicletas no vendemos cámaras defectuosas, pero a veces existen y cubrirse no está mal.

El remedio del parche en la cámara

Los parches para pinchazos es un remedio, bueno, bonito y barato. Se trata de la típica tirita que necesitarás para poder arreglar el pinchazo. Puede ser una solución cuando el tiempo es apacible, aunque en condiciones de barro o polvo, será muy difícil que el parche pegue en la cámara adecuadamente. Así que, este remedio es mucho más efectivo cuando llegas a casa, para arreglar la cámara que has utilizado.

Recuerda que el sistema Tubeless no necesita cámara

Uno de los trucos que puedes utilizar, es el de utilizar el sistema de cubiertas Tubeless. Este sistema sustituye la cámara por un líquido que al tocar el oxígeno se vuelve sólido con lo que el pinchazo se arregla casi al instante. Cuando llevas montadas este tipo de cubiertas y ocurre un pinchazo, oirás un pssst muy curioso del efecto que tiene la salida de aire y como se cierra.

Este sistema está teniendo mucho éxito ya que es ligero, cómodo y eficaz. Solo necesitarás cambiar el líquido cada 6-8 meses para que no pierda sus propiedades.

Nosotros en Rock solemos utilizar las cubiertas Tubeless para no tener que llevar cámara, pero por si las moscas, siempre metemos una ya que el sistema no está pensado para una raja en la cubierta provocada por una piedra o raíz. resulta imposible de tapar por el líquido. Si nos ocurre esto, tendremos que meter una cámara para poder llegar a casa, o sino darnos un bonito paseo 😉 Por lo que si usas cubiertas Tubeless lleva al menos 1 cámara.